PREGUNTAS FRECUENTES

DEXLEX.ES

¡Bienvenidos!

Si está buscando servicios de traducción jurada de rumano-español y de español-rumano, se encuentra usted en el lugar perfecto. Trabajamos sin intermediarios, sin comisiones y sin incrementos de ningún tipo.

Somos puntuales, rápidos y economicos sin olvidarnos de la calidad y revisión exhaustiva de cada proyecto. Disponemos del nombramiento oficial de traductor-intérprete jurado para el rumano otorgado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Facilitamos presupuesto gratuito y sin ningún compromiso. Aquí encontrará las mejores respuestas simplificadas relacionadas con la traducción jurada del rumano al español y del español al rumano. Allá vamos:

DEXLEX

PREGUNTAS FRECUENTES​

Una traducción jurada (también llamada traducción oficial o traducción certificada) es la traducción de documentos oficiales, realizada, firmada y sellada por un traductor jurado del idioma rumano nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

Una traducción jurada del español al rumano (también llamada traducere autorizata) es la traducción de documentos oficiales, realizada, firmada y sellada:

a) Bien por un traductor jurado de rumano nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

b) Bien por un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Justicia de Rumanía

Las traducciones del rumano al español son válidas en todo el territorio español sin necesidad de apostilla ni legalización.
Aunque en España la traducción es válida sólo con el sello, la firma y la certificación del traductor jurado, para que la traducción surta efectos legales en Rumanía, puede que sea necesaria una apostilla o una legalización.

Para saber qué tipo de traducción del español al rumano necesita, tiene que informarse ante la autoridad dónde va a presentar la traducción en Rumanía.

Las traducciones juradas del español al rumano que han de presentarse en los Consulados o Embajada de Rumanía en España o bien ante la Administración Pública de Rumanía requieren legalización con la Apostilla de la Haya, al igual que los documentos originales para acreditar su autenticidad. 

La traducción se puede legalizar también a través de la Sección de Legalizaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de Madrid.

Nosotros optamos por esta última vía de la Sección de legalizaciones del MAEC en Madrid: enviamos la traducción, el Ministerio nos la devuelve legalizada y nosotros se la enviamos el cliente a través de Correos.

También existe la vía notarial, pero es un proceso más caro y engorroso.

El trámite de apostilla consiste en colocar sobre un documento público, o una prolongación de este, una Apostilla o anotación que certificará la autenticidad de la firma de los documentos públicos expedidos en un país firmante del XII Convenio de La Haya, de 5 de octubre de 1961.

Documentos Públicos Extranjeros que deban surtir efectos en otro país firmante del mismo.

Aparte de España, Rumanía y República de Moldavia, estos son los paises firmantes: Alemania, Andorra, Antigua y Barbuda, Argentina, Armenia, Australia, Austria, Azerbaiyan, Bahamas, Bahrein , Barbados, Belarus, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Botswana, Brasil , Brunei-Darusalan, Bulgaria, Burundi , Cabo Verde , Chile , Chipre, Colombia, Islas Cook, Corea , Costa Rica, Croacia, Dinamarca , Dominica, Ecuador, El Salvador, Eslovenia, España, EE.UU. Estonia, Fidji, Finlandia, Francia, Georgia , Granada, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong-Kong, Hungría, India, Irlanda, Islandia, Israel, Italia, Japón, Kazajstán, Kirguistán, Lesotho, Letonia, Liberia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Macao, Macedonia, Malawi, Malta, Marruecos, Islas Marshall, Isla Mauricio, México, Moldavia, Mónaco, Mongolia, Montenegro, Namibia, Nicaragua , Isla Niue, Noruega, Nueva Zelanda, Omán, Países Bajos, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia , Portugal, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, República Eslovaca, Rusia, Federación de Samoa, San Cristobal y Nieves, San Marino, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Santo Tomé y Príncipe (13/09/08), Serbia, Islas Seychelles, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Suriname, Swazilandia, Tayikistán, Tonga, Trinidad y Tobago, Turquía, Ucrania, Uruguay , Uzbekistán , Vanuatú, Venezuela. Así, los documentos emitidos en un país firmante del Convenio que hayan sido certificados por una Apostilla deberán ser reconocidos en cualquier otro país del Convenio sin necesidad de otro tipo de autenticación.

Documentos públicos:
• Documentos judiciales: Documentos dimanantes de una autoridad o funcionario vinculado a una jurisdicción del Estado, incluyendo los provenientes del Ministerio Público o de un secretario, oficial o agente judicial.
• Documentos administrativos.
• Certificaciones oficiales que hayan sido puestas sobre documentos privados, tales como la certificación del registro de un documento, la certificación sobre la certeza de una fecha y las autenticaciones oficiales y notariales de firmas en documentos de carácter privado.

Depende del tipo de documento, del número de páginas y de la complejidad del mismo.
Los precios no dependen exclusivamente de la voluntad de los traductores, sino que son muchos los factores que influyen en la fijación del mismo. En nuestro caso, fijamos los precios en base al número de documentos a traducir y la dificultad del texto. Lo más habitual es cobrar por palabra (algunos traductores cobran según el número de palabras del documento original; otros prefieren contar las palabras obtenidas en el texto de llegada). Nosotros establecemos nuestras tarifas por páginas y además, no fijamos ninguna tarifa “mínima”.

Sí, se puede trabajar a partir de copias. No tiene que presentar los originales. No existe ninguna norma que impida traducir cualquier tipo de documento. Algunos traductores-intérpretes jurados especifican en su certificación si la traducción se ha realizado a partir de una fotocopia, fax, documento electrónico, copia compulsada, etc.

No. El apartado 2 del artículo 9 del Reglamento de la Oficina de Interpretación de Lenguas establece que los títulos habilitan «para el ejercicio de la actividad en todo el territorio nacional», así que puedes elegir el traductor que prefieras.

El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación es competente para la concesión del título de Traductor-Intérprete Jurado. Actualmente en España existen tres vías por las que se puede obtener el nombramiento oficial de Traductor-Intérprete Jurado, expedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.La primera vía es realizar un examen oficial en el que el candidato deberá pasar 4 pruebas.
La segunda opción para la obtención del nombramiento consiste en realizar un número de créditos de unas asignaturas específicas en la Licenciatura de Traducción e Interpretación.
La tercera opción es el reconocimiento de cualificaciones profesionales obtenidas en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo
Requisitos para solicitar el reconocimiento de cualificaciones profesionales
– Tener la nacionalidad de un Estado miembro de la Unión Europea o de un país firmante del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.
– Haber obtenido cualificaciones profesionales análogas a las exigidas en España para ejercer la profesión de Traductor-Intérprete Jurado.

0
De 5
4.9
4.9/5

“La verdad es que es muy fácil, cómodo, rápido y económico. He pedido el presupuesto en el Whatsapp, lo confirmé en el WhatsApp y 3 días más tarde tenía la traducción en mi oficina. Además muy amables. Genial, lo recomiendo!”

Ana López, gestora

TRABAJA CON NOSOTROS

¡Necesitamos tu ayuda! Si quieres colaborar con nosotros, envianos un correo electrónico a LINK con tus tarifas y condiciones. Nosotros contactaremos contigo. Tu experiencia, compromiso y profesionalidad nos ayudará a llevar a cabo nuestros proyectos complejos o de gran volumen con fechas ajustadas. ¡Gracias!